1 de diciembre de 2021

El último tramo

Por Jesús Castañón Rodríguez

El último tramo

Desde el 1 de enero de 2022, la vida de estudio del lenguaje deportivo a cargo de Jesús Castañón Rodríguez entra en una prolongada recta final tras cuatro décadas de dedicación. Llegó la hora de despedirse poco a poco de una labor llevada a cabo con humildad y sin estridencias ni ambiciones. Es el momento de un adiós pausado y de varios años para bajar el ritmo y la intensidad hasta llegar al final definitivo y destacar lo hermoso que ha sido dedicar la vida al deporte desde el ámbito lingüístico.

Los números de esta trayectoria, que favoreció la reflexión sobre la lengua del deporte como centro de interés del ser humano, patrimonio del idioma español y elemento de atención para la historia del deporte, contemplan los siguientes datos a diciembre de 2021:

  • La producción de 1.336 aportaciones entre 1983 y 2021.
  • La cita y referencia en 207 trabajos de investigación universitaria elaborados en 28 países desde 1996.
  • El reconocimiento de 16 premios en 7 países desde 1990.
  • La elaboración de 4 prólogos para obras ajenas y el haber contado con 14 prólogos y epílogos en las obras propias, en una tarea que ha comprendido 5 países desde 1999.
  • Las colaboraciones en medios de comunicación que han sido reproducidas en 73 medios de 16 países diferentes desde 1988.
  • La colaboración en 10 Consejos Asesores y Comités Científicos de 2 países desde 1998.
  • El impacto directo de toda la producción en 33 países de 3 continentes.
  • El impacto indirecto del acceso a ella desde 1.459 bibliotecas y 82 bases de datos repartidas por 1.091 localidades de 74 países en los cinco continentes.
  • La presencia del legado en 15 bibliotecas nacionales de cuatro continentes.
  • 1.299 referencias al trabajo desarrollado, con 940 citas en España y 359 en el extranjero.

El estudio de la lengua y literatura del deporte es una carrera de relevos con informaciones organizadas y actualizadas que es revisada críticamente y ampliada por diferentes generaciones de especialistas analizando con renovadas metodologías, tecnologías y enfoques de estudio. Conforma un trabajo vitalista en constante aprendizaje y restauración que exige madurez, equilibrio y racionalidad.

Todo empezó en Gijón el 19 diciembre de 1981, en una tarea continua que llevó a emplear mucha energía y entusiasmo, a conocer diferentes culturas y a incorporar diversas formas de trabajar. Fue una ruta personal de peregrinación para andar en tierras lejanas y demostrar devoción por el español del deporte con su peculiar banda sonora de sonidos, efectos de ritmo y entonación en la que han intervenido teclados de máquinas de escribir, ordenadores y dispositivos móviles, la melodía de los relatos al atardecer en la descripción de lances, los coros en el canto de goles y otros momentos inolvidables y la percusión del latido de los corazones de los aficionados en emociones compartidas con intensidad, pasión y lirismo para ser vividas en el clamor y la fascinación…

Con la línea de llegada en el horizonte, es momento de agradecer a quienes este legado cultural les ha servido de inspiración para otras aportaciones. También es momento de gratitud para quienes mostraron su apoyo de manera prolongada en el tiempo y aportaron críticas, sugerencias o correcciones que contribuyeron a su evolución y mejora. Y en especial, esta nota va dedicada a quienes creyeron y confiaron en esta trayectoria y ya están fallecidos aunque habitan en los recuerdos.

Gijón, diciembre de 2021.